octubre 24, 2007

TELENOVELAS EN EL SALON DE CLASE: MIS ALUMNOS PRESENTAN III











En esta tercera entrega, comparto con mis lectores tres presentaciones más, tres nuevos temas sobre el siempre fascinante mundo del consumo de telenovelas:
* El consumo de Amarte Es Mi Pecado
* La controversia que generó la versión para la televisión colombiana de la novela de Gustavo Bolívar, Sin Tetas No Hay Paraíso.
* La perspectiva de una mujer norteamericana que lideriza a un grupo de personas que escriben diariamente resúmenes en inglés de las telenovelas que están al aire en Estados Unidos.


Presentadora: Jessica MacLean

Tema: El consumo de Amarte Es Mi Pecado

Fuentes: Foros en Internet

Objetivo: Analizar la recepción de Amarte Es Mi Pecado.

Resultados y Conclusiones:
- El público le dio importancia al hecho de que la novela fue producida por Ernesto Alonso.
- También disfrutó que el actor Sergio Sendel (Arturo) fuera el protagonista y no el villano.
- El romanticismo de la historia de amor principal fue comentado por el público. Sin embargo, también hubo comentarios donde se indicaba que les hubiera gustado que el personaje de la antagonista, Paulina (Alessandra Rosaldo) hubiera sido la protagonista.
- Casilda, personaje interpretado por Tiaré Scanda, fue considerado por muchos el mejor personaje de Amarte Es Mi Pecado.

Mi reflexión: Uno de los aspectos más interesantes de las telenovelas es la relativa importancia que se le da al productor(a), director(a) o autor(a) de cada telenovela. Hoy en día en México, los productores tienen preponderancia y muchas novelas se conocen como "la nueva novela de" el productor o la productora tal, cuyos nombres son bien conocidos. (Ejemplos: el fallecido Ernesto Alonso, conocido como "el Señor Telenovela", Carla Estrada, Salvador Mejía, Valentín Pimstein, etc.). En otros países como Venezuela, Brasil y Colombia se le da preponderancia al autor o autora. De ahí que los nombres de Fernando Gaitán, Bernardo Romero, Benedito Ruy Barbosa, Aguinaldo Silva, José Ignacio Cabrujas y Leonardo Padrón (sólo para nombrar algunos), sean los que "vendan" las telenovelas. Es interesante también que, a pesar del inmenso poder que tienen dentro de las grabaciones, los directores y directoras no son reconocidos por el público de la misma manera que los productores en México y los autores en Brasil, Colombia y Venezuela. Una posible razón es que en muchos países el equipo que dirige una novela puede cambiar a lo largo de la producción de ésta. El académico Thomas Tufte piensa que el lugar de los directores se pierde porque son los intermediarios entre el autor y los actores. Sea cual sea la razón, siempre me ha intrigado ese relativo anonimato de los directores ya que en el cine ocurre todo lo contrario.








Presentadora: Alli Gates

Tema: Reacción a Sin Tetas No Hay Paraíso

Fuentes: Prensa, foros y blogs

Objetivo: Estudiar la reacción a la realidad llevada a la ficción en Sin Tetas No Hay Paraíso.

Resultados y Conclusiones:
- La lección que dispensa el autor parece haberle llegado a las personas que han escrito en foros sobre esta serie.
- A pesar de que Gustavo Bolívar trató de crear una historia de aplicación universal, hubo protestas y hasta amenazas de demanda por parte de la ciudad colombiana de Pereira, donde ocurren los eventos de la trama.
- Ha habido controversia respecto al título, el cual muchos consideran vulgar. Hay países donde la serie ha salido al aire bajo otro título que no incluye la palabra "tetas".
- La actriz María Adelaida Puerta, quien representó a Catalina, la protagonista de esta historia, se ha presentado en colegios públicos para hacerse eco del mensaje de Sin Tetas No Hay Paraíso de que el "paraíso" sólo se encuentra a través del estudio y del trabajo honesto.
-Sin embargo, la realidad colombiana actual parece indicar que sí se le da un valor inmenso a la apariencia física, al tamaño del busto y a la cirugía plástica.

Mi reflexión: ¿Es Sin Tetas No Hay Paraíso una telenovela? Es corta para ser considerada una telenovela, pero es algo larga para ser considerada una miniserie, o un libro llevado a la TV. En cuanto a los códigos, Sin Tetas No Hay Paraíso ciertamente tiene melodrama y utiliza la estructura del triángulo amoroso, ambos elementos típicos de la telenovela. Sin embargo, no tiene un final feliz, sino más bien un final que desemboca en la lección final la cual es dictada por dos de los actores principales: María Adelaida Puerta y Andrés Toro (Byron).








Presentadora: Jackie Barnett

Tema: El consumo de telenovelas en Estados Unidos desde el punto de vista de una bloguera

Fuentes: Caray, caray!, Pratie Place y entrevista con la bloguera Melinama

Objetivo: Explorar a la persona que está detrás del blog Caray, caray!. ¿Qué la hizo comenzar sus blogs sobre telenovelas? ¿Por qué los mantiene?

Resultados y Conclusiones:
- Jane Peppler, "Melinama", es una artista musical graduada en Yale y que actualmente reside en el estado de North Carolina. Ella lideriza el blog Caray, caray!donde se escriben a diario resúmenes en inglés sobre las telenovelas que están al aire en Estados Unidos.
- El principio de crimen y castigo que domina la mayoría de las telenovelas fue lo que le llamó la atención en un principio sobre estos seriados. "Mientras más malo sea el villano, peor será su castigo" es una máxima que esta bloguera disfruta y acoge.
- Comenzó a resumir la telenovela Alborada en un blog en el cual recibía muchos comentarios. Decide entonces establecer Caray, caray! donde hay un grupo heterogéneo que se encarga de resumir diariamente en inglés los capítulos de las telenovelas que se están transmitiendo en Estados Unidos.
- En estos blogs los comentarios se centran en dos aspectos: el aspecto físico de los actores y actrices, y las vueltas de tuerca de las tramas que constituyen variaciones del código de las telenovelas
- Los comentarios muestran una audiencia cautiva y diversa constituida por hombres y mujeres (en muchos casos, matrimonios que ven las telenovelas juntos), diferentes culturas y países de orígen, personas que están viendo su primera telenovela o que tienen años asíduas al género, y tanto hispanoparlantes como angloparlantes.

Mi reflexión: Gracias al periodista Luis Clemens quien me dio el dato, hace varios meses que leo a Caray, caray! Sé que para mis alumnos ha sido muy útil poder leer en inglés qué es lo que ha pasado en algunas de las telenovelas que ellos han escogido para estudiar. Estoy segura que este blog le es muy útil no sólo a las personas que les gustan las telenovelas, sino también a aquellas que están aprendiendo español. Como analista confieso que me impresiona profundamente el esfuerzo, tiempo y energía que ponen todos los que escriben en Caray, caray! Es una muestra más del inmenso magnetismo que tienen las telenovelas.






Continuará....

3 comentarios:

Jesús Maury dijo...

me ga gustado bastante esta entrada, ¿por que? porque disfruté ampliamente de estas dos producciones y porque coincido contigo en todas las opiniones. Hace poco comenté en foro de telenovelas del ayer esa diferencia de México con los demás paises, de darle mucha más importancia al productor que al autor de la obra, tanto asi, que no conozco a un solo escritor mexicano, a uno que haya realizado una telenovela. No como el colombianos Gaytan, brasileño Barbosa o Padrón de Venezuela. Por mencionar uno de cada país. Asi también el anonimato de los directores, siendo en el cine preponderante y hasta quienes se llevan la estatuilla de los Oscar. Aunque en Venezuela se le está dando renombre a quien dirige, y ya sabemos quien es Renato Gutierrez, Tony Rodriguez (muy bueno) etc.En fin, nunca he entendido eso del pais azteca.

Amarte es mi pecado, es una novela un tanto diferente, su trama no es tan ligera, es como varias historias que en algun punto se cruzan, la trama de Paulina era muy aparte. La historia es atrapante, tiene personajes muy interesantes, como el de Casilda, un complejo trabajo físico y psíquico para la actriz (recuerdo sus dientes y su "sip madrina" y me da risa) que quedará en la memoria de muchos, asi como el de la madrina.

Sin Tetas.. rompió muchos esquemas de la historia tradicional, no la definiria como una telenovela como tal, rompe muchos códigos pero apertura otros, como mostrar una realidad sin tantos protocolos, un lenguaje visual distinto, la direcion es impecable, el uso de exteriores me atrevo a decir que en 100% y una crudeza que te apega mucho mas a ella. Actuaciones magistrales.
Ambas historias, muy disimiles, pero igual de interesantes.

Anónimo dijo...

Me aprecio injusto la muerte de Pauilina, una justificacion muy obligada para unir a los protagonistas. El personaje de la madrina no debio morir, desconozco si sucedió por compromisos de la actriz, era un personaje muy caracteristico, en gestos y vestuario, y Casilda la imitaba muy bien. Sin Casilda esta novela no hubiese tenido ese exito.

Sin tetas no hay paraiso es una clase actuacion a todos los actores de latinoamerica y el mundo: Frescura, espontaneidad.. y muchos directores deberian imitar su realización.

Dr. Carolina Acosta-Alzuru dijo...

Jesús, lo de los directores, productores y autores es interesante. Una razón por la cual en México el autor ha perdido importancia relativa es porque realmente quedan pocos. Lo que hay son adaptadores de formatos que compran para producir el remake. Sé que para muchos escritores en Venezuela (donde el escritor(a) recibe "top billing"), es MUY importante quién va a ser el productor o productora ejecutiva y quién va a dirigir. Es decir, a pesar de que la prensa, etc no les den esa importancia, la tienen para la persona que se mata escribiendo.
Mis alumnos han tenido escogencias muy interesantes para estos trabajos. Ha sido una experiencia nutritiva y gratificante para todos.

Anónimo, tu comentario menciona algunos de los puntos que justamente causaron controversia en los televidentes que siguieron a Amarte es mi Pecado. En cuanto a Sin Tetas No Hay Paraíso concuerdo contigo en la frescura y talento de las actuaciones. Razón por la cual muchas veces me encuentro molesta con la preferencia de algunos países a hacerle un remake en vez de mostrar ese original tan valiente y bien hecho. Pero es justamente ése el costo que a veces tiene la globalización de este género televisivo.