octubre 12, 2007

DE LA INVESTIGACION AL SALON DE CLASE: LA RECEPCION DE LAS TELENOVELAS















Como es de esperarse mis estudios sobre la telenovela se reflejan en mi salón de clase. A veces más, a veces menos, pero siempre tienen algo de presencia en el tema de discusión del día. Estas dos últimas semanas tuvieron mucha presencia en mi clase Telenovelas, Culture and Society.

El tema que nos ha ocupado en estas dos semanas es el consumo o recepción de las telenovelas. Dividí el tópico en varias sesiones en las cuales leímos y conversamos acerca del lugar que ocupan las telenovelas en muchos hogares latinoamericanos, el rol que juegan los foros y chatrooms en Internet, la recepción de las telenovelas de corte político (como Cosita Rica), o de corte social (como Ciudad Bendita), las mediciones del consumo (el omnipotente rating) y la representación y consumo de temas de salud y/o socioculturales.

En este último rubro analizamos la puesta en escena y la recepción de tramas como:

- El abuso doméstico


Catalina (Elba Escobar) en El País de las Mujeres

- La obsesión con la cirugía plástica


Pamela (Viviana Gibelli) en El País de las Mujeres


Maru (Jessika Grau) en Ciudad Bendita

También analizamos el tratamiento y la recepción de historias importantes que tocan temas de la salud y que no pueden tener un final feliz:


Peregrina (Caridad Canelón) sufre de Alzheimer en Ciudad Bendita.

Me detengo en este último caso. Porque así como el rating siempre mostró el interés de la audiencia en esta trama (el episodio en el que Peregrina se pierde y es encontrada por Juan Lobo obtuvo 47.8% de share y 14 ptos de rating promedio, sacándole 8.4 ptos de ventaja a la telenovela que llegó segunda), así las personas que participaron en mi estudio de esta telenovela comentaron en su momento cuánto los conmovía la historia de Peregrina y el proceso por el cual pasaron sus familiares ante esta enfermedad que Nancy Reagan llamó en algún momento "un largo adiós". De la misma manera mis alumnos se conmovieron esta semana con las escenas en las cuales vemos cómo el Alzheimer de Peregrina avanza inexorablemente: Peregrina se confunde cuando cocina, no encuentra su anillo de matrimonio, sospecha de propios y extraños, se le olvida el Padre Nuestro, se le olvida el nombre de su hijo, le pide a La Diabla que le tatúe los nombres de sus seres queridos en el brazo, se pierde, no reconoce a sus seres queridos, etc...

A pesar de tener una alta carga dramática, el Alzheimer de Peregrina no es una historia fácil de contar en telenovelas porque se sale de la lógica de "crimen y castigo" que rige al género. Peregrina no tiene un final feliz, a pesar de no ser un personaje "malo", ni "villano". Es una trama que no tiene posibilidades de humor. Por lo tanto debe ser balanceada con otras historias que sí lo tengan. También debe ser aderezada con mucho amor y, en lo posible, romanticismo.

En resumen, incluir una historia como la de Peregrina es un reto que hay que asumir con cuidado y responsabilidad. Cuando se logra, el público responde positivamente.

7 comentarios:

Jesús Maury dijo...

Hola Carolina, leer tus post me hace sentir un alumno de tu clase. a la cual me gustaria un dia ser oyente al menos...
Sobre los diversos tópicos que determinan las novelas, mas alla del amor de los protagonistas, me llama poderosamente la atención la influencia que tienes de Padrón, el cual ya sabes mi opinion, y el que no la sabe considero uno de los mejores escritores Venezolanos en la actualdiad... pero quería destacar otros personajes en las telenovelas que pasan por los mismos casos que expones:
Mujer Abusada: Dora Mazzone en Amor a Palos, escrita por Martin Hans.
Cirugia estética: Zair Montes en Voltea Pa Que Te Enamores de Mónica Montañez. Aunque es llevada de una forma más oscura en Sin Tetas No hay Paraiso, de Gustavo Bolivar.
Enfermedades incurables o de díficil curación: Mi Prima Ciela de Pilar Romero.
Saludos y un abrazote!!

Di dijo...

El tema de las enfernedades en la s telenovelas a veces es tratado con poca delicadez, porque no sera la primera vez que vemos ciegos que acaban viendo, paraliticos que andan o amnesicos que de golpe se acuerdan de todo.
Si es verdad que de vez en cuando el tema se toca de forma bien hecha con el toque melodramático y aunque sepas que la cosa no va acabar bien siempre te deja un gusto agridulce.
En la telenovela Amarte, así frijolito el abuelo que sufre obesidad y al no cuidarse sufre varios paros cardiacos, aunque da mucha penita que muera cuando s e ha reconciliado con sus hijos la forma como se trata la enfermedad esta bien contada. En la telenovela Rubi también se trata el alzheimer pero sin ser melodramático, solo para dar cuenta de un mal del siglo XXI.

Victor Escalona dijo...

Es inminente el nexo de las Telenovelas con lo que pasa en la calle. Por eso vale preguntarse: ¿La sociedad alimenta al escritor de telenovelas o es la telenovela la que alimenta a la realidad social?
Saludos

Dr. Carolina Acosta-Alzuru dijo...

Jesús, me encantaría tenerte en mi salón de clase. OJalá algún día se me de el milagro de dar clase en Venezuela otra vez.

Realmente en mi salón de clase sí tocamos los casos (y otros también) que tu acertadamente mencionas en tu comentario. Lo que sucede es que para poder analizar a fondo en clase es necesario tener el material audiovisual completo de cada historia para así poder mostrarla en su complejidad. Y ése es justamente el enlace con mi investigación del que hablaba en mi post. Porque viviendo fuera de Venezuela, sólo tengo el material completo de las telenovelas que han sido y son mis casos de estudio. Esto, sin embargo, nunca lo he sentido como una limitación porque son casos emblemáticos y muy bien llevados. Además yo conozco a fondo cómo fueron leidos por el público.

También es una ventaja poder ver con cuidado cómo un escritor o escritora evoluciona respecto a estos temas. El tratamiento que Padrón hace de la cirugía plástica en El País de las Mujeres es bastante más primitivo y centrado en el humor que el que hace en Ciudad Bendita.

Di, tu comentario es muy pertinente. La delicadeza y responsabilidad con que se toquen estos temas es de una importancia inmensa. En clase hemos estado centrados en el público y sus lecturas. Las próximas semanas estarán dedicadas al estudio de la producción. Pero hacia mediados de Noviembre entraremos a discutir cómo las telenovelas regulan a la formación social....y viceversa. Allí veremos los casos en los que fundaciones y asociaciones que le dan apoyo a estas enfermedades o condiciones de salud le dan su reconocimiento público a los escritores y actores cuando una de estas historias está bien llevada y hace un servicio público.

Victor, ESA es la gran pregunta. Hay un ciclo sin fin de retroalimentación entre realidad y ficción y no sabemos dónde comienza. Justamente una de las diferencias entre los escritores que tienden al "rosa" y los que tienden más hacia el "verismo" es cuánto de inspiración toman de su contexto social. Inspiración que luego pasa a ser parte esencial del texto que escriben. (Por cierto, hay una confusión bastante generalizada en el público. Parecen pensar que sólo las telenovelas "rosa" tienen historias de amor y las novelas "veristas" no, sino que sólo incluyen problemas sociales. Esto es falso).

A todos, sus comentarios son oro puro para mí porque me ayudan a mejorar como profesora y como analista. Mil gracias!

Granda dijo...

yo pienso que estos personajes crean conciencia y son patrones positivos, desde el punto de vista de como tratar un enfermo de alzheimer, las posibles consecuencias de una operacion estetica y donde acudir una mujer abusada, tal como hizo el personaje de elba escobar en EPDLM.

Se me hace muy dinamica su clase, los alumnos deben adorarla.
saludos

Dr. Carolina Acosta-Alzuru dijo...

El tema es interesante, Granda, porque en algunos de mis estudios he encontrado que el público lee estos temas con profundidad variable. Hay veces que se establece una conexión perfecta entre la dupla escritor(a)/actor (actriz) y el público. En otras ocasiones, eso no sucede. El mundo de la telenovela es muy impredescible. Pero no por eso se deben abandonar estas tramas e historias.

Gracias por lo que dices de mi clase. Ojalá pudiera dictar esta clase de telenovelas todos los semestres porque genera una energía muy especial tanto en los estudiantes como en mí.

Monica dijo...

estoy justo en un hotel en buenos aires por trabajo , me encanto este post, espero pdoer ir a algunas de tus clases, parecen muy interesantes