mayo 24, 2008

¿DE QUE TAMAÑO ES UN PERSONAJE?


En otras oportunidades (1, 2), he escrito sobre la diferencia de percepción que puede haber entre los participantes de los foros de telenovelas y el público en general.

También hay diferencias en cuanto a la apreciación del reto que para un actor puede representar un personaje. Tener la oportunidad de ver por dentro la producción de una telenovela y de seguir el proceso creativo de sus hacedores me ha dado una perspectiva particular, privilegiada y, definitivamente, más completa en cuanto a la diferencia de percepción que puede haber respecto a un personaje. A lo largo de los años he visto cómo a veces la prensa y el público miden el "tamaño" de un personaje por la frecuencia con la que aparece o la cantidad de diálogo que tenga. Mientras que los verdaderos actores miden su personaje según el reto actoral que representa y la cantidad y calidad de matices que la escritura de dicho personaje les permite desarrollar.

Recientemente en el foro TVVI hubo una pequeña discusión respecto a los personajes escritos por Leonardo Padrón, que se centró particularmente en dos talentosas actrices: Nohely Artega y Caridad Canelón. Me llamó la atención la opinión de algunos foristas que consideran como menores y poco importantes los papeles de estas dos actrices en la telenovela Ciudad Bendita. Debo decir también que hubo foristas que no estuvieron de acuerdo con esta apreciación.

La discusión me movió a revisar de nuevo los ratings y mis notas de campo y entrevistas de investigación sobre estos dos personajes realizadas durante mi estudio de Ciudad Bendita. En mis conversaciones con Nohely Arteaga y Caridad Canelón encontré dos actrices satisfechas con los retos que les presentaban sus personajes respectivos, Doble M y Peregrina. Ambas estaban contentas con la posibilidad de decir algo sobre la mujer que quiere recuperar su individualidad, luego de años de ser "la esposa de" o "la mamá de", como en el caso de Doble M, y de mostrar la cara cotidiana del Alzheimer, como en el caso de Peregrina.

Las personas que participaron en mi estudio de esta telenovela fueron bastante explícitas en su apreciación de Doble M, un personaje que les decía mucho sobre "la experiencia de muchas mujeres venezolanas que pierden su propia identidad de tanto someterse".  

Aquí una de las primeras escenas de Doble M con su esposo Puro donde podemos apreciar el emblema de la relación de ellos: la obsesión de él con el peso de ella, pero con una vuelta de tuerca interesante--a Puro le gustan las mujeres gordas:
(Importante: si la versión en youtube les aparece con el sonido fuera de sincronización, hagan click en la segunda versión, la cual necesita que tengan flash)




Y aquí, pueden leer un fragmento de otra escena emblemática de Doble M, cuando se enfrenta a la incomprensión de su hija Kimberly al ésta última enterarse que su mamá está trabajando escondida de su papá, el dominante Puro. (Lamentablemente no tengo la escena en video).

Los ratings siempre acompañaron a Ciudad Bendita y le dieron un espaldarazo constante durante los meses que estuvo al aire. El público se mostró particularmente interesado en la trama de Peregrina. Cuando ella, debido a su enfermedad, se pierde y es encontrada finalmente por su hijo Juan, el episodio obtuvo 47.8% de share y 14 puntos de rating promedio en la época (feliz) en la cual todavía RCTV estaba en señal abierta. Esa noche Ciudad Bendita le sacó 8.4 puntos de rating de ventaja a la novela que llegó segunda. Este interés también está reflejado en las personas del público que participaron en mi estudio y que manifestaron repetidamente lo importante que les parecía mostrar el Mal de Alzheimer en una telenovela y lo interesante que les parecía que Peregrina no fuera "simplemente la mamá del protagonista".

A continuación un brevísimo recuento en video de algunos momentos claves de la historia de Peregrina
  1. Cuando le pide a La Diabla que le haga un tatuaje con el nombre de sus seres queridos para no olvidarlos.
  2. El momento en el que después de estar perdida un par de días, su hijo Juan la encuentra.
  3. La resolución final de su trama, una historia que no puede tener un final feliz tradicional.
Faltan en este recuento muchos momentos en los que vemos el avance inexorable de esta terrible enfermedad y los efectos sobre los seres queridos de Peregrina. Es realmente imposible mostrar el desarrollo de un personaje en pocos minutos. Aquí, sin embargo, los que vieron la novela encontrarán un bonito recuerdo de este personaje, y los que no la han visto podrán comprender por qué Peregrina le llegó tan adentro al público venezolano:





Creo que tanto en el caso de Doble M, como en el de Peregrina, es fácil apreciar lo que se logra cuando un buen libreto va acompañado de talento y entrega actoral.

Las telenovelas rara vez generan unanimidad, y menos en todos sus aspectos. Pero la pregunta se mantiene: ¿De qué tamaño es un personaje? O, en otras palabras, ¿cómo se mide el tamaño de un personaje?

1 comentario:

Tania dijo...

para mi no hay personajes pequenos hay actores pequenos. Muchas veces hay personajes en pantalla que pupestamente son los protagonistas y ni quien se acuerde de ellos
en las telenovelas casi siempre mis personajes favoritos son los villanos o los personajes de reparto. La pareja protagonica debe ser muy especial para llamar mi atencion