agosto 17, 2010

Soy actriz y me llamo Beatriz Valdés (Parte I)

En mi caminar por las telenovelas he compartido muchas horas con los que trabajan en estos dramáticos. Ellos trabajan en un ambiente que necesita de la prensa y programación dedicada al espectáculo. A la vez, son cada vez más frecuentes las oportunidades en las que diarios, revistas y shows, con tal de vender copias o subir unos puntos en el rating, se convierten en el peor enemigo del talento que labora en nuestra televisión y escenarios.

Creo firmemente que en el verdadero periodismo no hay cabida para el chisme y la especulación. Mucho menos para la calumnia.

A su vez, el público sobreexpuesto a estos espacios, se desensibiliza y siente una creciente y falsa sensación de intimidad con las personas que son blanco de esos comentarios infundados y cuyo talento nos regala entretenimiento. Esa falsa sensación de intimidad hace que el público también se sienta con derecho a juzgar, a pesar de estarse alimentando con información falsa.

En relación a este tema, he aquí la primera parte de un escrito valiente e imprescindible de leer de una de las actrices más talentosas y comprometidas del continente: Beatriz Valdés.


Soy actriz y me llamo Beatriz Valdés

Hace 18 años, varios meses después de llegar a Venezuela, tuve que buscar desesperadamente un apartamento para mi compañero, mi hijo de 3 años y yo. Y un día, al fin, encontré una posibilidad que nos permitiría algo de paz. El apartamento me lo mostraba la administradora, a la que le dije que estaba interesada y me preguntó: ¿En qué trabajas?, Soy actriz... le dije....

Y de inmediato me gritó: ¡Ah, no! , ¡yo no hago tratos ni con artistas, ni con militares! No puedo describir con claridad la desolación que sentí en un instante y cómo aquella respuesta me catapultó al epicentro del juicio y la descalificación.

¿Ni artistas ni militares?... pensé... ¿Qué significa eso? ¿Es que ser actriz me convierte en desechable? Mis lágrimas fluían solas y, como pude, le pregunté por qué me decía eso, a lo que ella respondió que "ambas profesiones tenían muy mala reputación".

...Bueno le dije yo no sé de militares, pero no tengo por qué dudar de que sean buenas personas. Tampoco sé cuál habrá sido su experiencia con los artistas, pero yo le voy a contar la mía: yo llevo meses trabajando en este país, vine con mi hijo de 3 años, porque me enamoré de un venezolano y ahora no tenemos dónde vivir.

Han sido unos meses duros, sin casa y sin familia.

Sin embargo, este calvario se me ha hecho soportable gracias a mis compañeros de trabajo. Usted sabe de quiénes le hablo, porque debe haberlos sintonizado alguna vez a las 9 de la noche y, por alguna razón que no comprendo, ahora usted los juzga con tanta facilidad. Ellos me han dado cobijo y apoyo. Ellos han cuidado a mi hijo.

Ellos me han hecho sentir que éste es un buen país, en el que puedo llegar a sentirme en casa. De ellos he recibido amigabilidad y respeto a pesar de ser una "recién llegada" y de ser, potencialmente, una competencia. No sé qué experiencia ha tenido usted con los artistas, pero la mía me permite confiar en el ser humano, a pesar de saber que existen personas como usted.

Ese día marcó mi vida en Venezuela, porque entendí que mi valor e integridad personal dependían también de la opinión que se tuviera de mi profesión.

Pronto supe que al estigma de ser actriz tenía que agregarle el "detallito" de haber nacido en Cuba. Pero gracias a aquel incidente con aquella señora y al apoyo incondicional de mis compañeros, pude sobrevivir a otros eventos mucho más dolorosos.

Pude sobrevivir, por ejemplo, a la prohibición de mi participación en la TV venezolana, una vez que me negué a declarar en contra de mi país, condición que me exigió la productora que me contrataba, para continuar trabajando en ella. En esos largos años, mis compañeros y mi gremio me salvaron. José Ignacio Cabrujas se negó a sacarme intempestivamente de la novela en la que estaba participando, según la orden que le dieran las autoridades de la empresa.

Gracias a él, a quien no había visto nunca en persona, terminé su novela y la compensación de su respeto, me sirvió para retirarme con dignidad de un lugar en el que pretendieron que me traicionara a mí misma.

Tres largos y destructivos años después, en los que, sin poder trabajar, mi depresión arrasó hasta con mi relación de pareja, Radio Caracas Televisión, específicamente Cesar Bolívar, Gerente de Dramáticos en esa época, se impuso al veto que me impedía hacer televisión y junto con Fausto Verdial, me entregaron el personaje que me salvó de tanto desánimo. Libertad se llamaba y eso fue lo que sentí en toda la magnitud de la palabra.

Nunca olvidaré ese personaje, porque le entregué mis entrañas y me expresé a través de ella. Cada gramo de mi cuerpo vibró en una defensa entrañable de mí misma. Gracias a ella, tuve el privilegio de conocer y adorar a Mariano Álvarez, paradigma de la integridad y virtuosismo profesional y que se convirtió, junto con su familia, en la mía propia.

Gracias a ese veto, gracias a todo lo que me quitaron, pude ganar algo tan valioso.

Pude sobrevivir, también, a la vejación que sufrió mi hijo, cuando con 11 años, sus compañeros lo abuchearon a coro, en el patio de su colegio, gritándole: "cubano, marico, huevón... se va, se va, se va". Este evento lo sobrevivimos juntos y con altura, entre otras cosas, porque teníamos el respaldo de una familia elegida, gloriosamente representada por Elba Escobar y su hijo Simón, que se hermanaron con nosotros y nos ayudaron a comprender que un país quebrado sangra por lugares insólitos.

Con ellos lloramos por este país, cada vez más nuestro.

He estado en la boca del dragón y de mí se ha dicho que he habitado la cama de personajes ilustres o lamentables, según se mire el daño que se haya querido hacer. He hecho personajes duros y terribles y hay quienes han atribuido a mi carácter o a mi personalidad, algunas de sus actitudes extremas, pero siempre he pensado que eso forma parte del juego. He sido presionada a expresarme a favor de la conveniencia de la opinión que estuviera sobre el tapete y me he mantenido íntegra, con la conciencia de mis principios y la memoria de los valores con los que crecí, porque ellos me otorgan el derecho a expresarme en un ambiente de amor, si es eso lo que quiero para mí. He cuidado mi vida privada, con tranquilidad y sin aprovecharme, jamás, de aquello que pudiera alimentar ni chisme, ni centimetraje alguno. He concedido entrevistas a periodistas serios y respetables y me han tratado sin favoritismos pero con respeto y consideración y jamás he recibido ninguna queja ni de mi trato, ni de mis opiniones, todo lo contrario. Resumiendo, he recibido vejaciones que he podido superar, porque me ampara la opinión que tengo de mi misma y porque sé muy bien el delicado lugar que ocupo. Me he fortalecido con cada momento difícil y he crecido con cada experiencia.


(Diario Tal Cual--Agosto 17, 2010)
A la espera de la Parte II mañana...

18 comentarios:

Esmeralda dijo...

El respeto, eso es lo que siempre le pido a la gente para con los demás...es triste y lamentable que estas cosas pasen. Mi admiración y respeto a la actriz que he visto tanto en la TV como en las tablas y mi respeto a la mujer y ser humano que debes ser, y lo digo por la referencia de artistas como Elba Escobar, Caridad Canelón y pare de contar. Yo particularmente prefiero disfrutar del trabajo de la persona en TV, Cine, Teatro o cualquier expresió artística. Bravo Beatriz y somos muchos los que te admiramos.

Gabriel dijo...

Sin duda son palabras que vienen del corazón, felicidades Beatriz por darnos esta breve ilustracion de como existen unos venezolanos que aun hoy dia denigran al cubano que no traiciona sus valores... Quienes le gritaron a tu hijo ya hace 10 años??? los que odian desde lo mas profundo, los que destuyeron el pais y ahora no soportan que pobres y "comunistas" lo gobiernen. La verdad es que quienes aquel dia agredieron a tu hijo hoy siguen gritandole a los cubanos que se vayan... que no los quieren... PUES SI LOS QUEREMOS, A TODOS!!!!

NO MAS XENOFOBIA, NO MAS RACISMO!!!

Anónimo dijo...

Quisiera que me explicaran cuales son los valores que querian que traicionara, porque si son los comunistas puede volver para su isla ya que realmente no son los valores de los Venezolanos, si se vino fue para conseguir una mejor vida y una forma de realizarse como artista.Venezuela es un pais democratico y de personas de mucho empuje para retroceder al comunismo y realmente siento lo de su hijo pero tendra que entender el momento que se vivia en el pais.
Cuando una persona no comparte la ideosincracia de un pais no debe vivir en el y no le digo esto por xenofobica sino porque el que emigra debe adaptarse a las costumbres y modelo del pais que le da cobijo.

Richard dijo...

Que orgullo siento al leer éstas hermosas, valientes y lindas palabras de la gran actriz y señora Beatriz Valdés, porq simplemente debemos ser un pais UNIDO a pesar de las diferencias, intereses y rencores. Pasar la página aunque parezca muy fácil decirlo, al menos intentarlo y dejar de ser tan mesquinos y egoistas. Pensar como nación no como individuos nada más. Esa es la verdadera clave del éxito y progreso de un pais, no la unión de sus hombres sino lo q hagan juntos! y q hermoso seria olvidar de nuestros diccionarios las divisiones, xenofobias, racismos, clasismos y politiqueria absurda si en el fondo sabemos quienes somos y queremos lo mismo: amor, paz y hermandad. No somos ni seamos mas mazoquistas, dejemonos de tonterias y emepecemos a amar de verdad.
QUE GRANDE SRA. BEATRIZ, HOY EN DIA TODOS ESOS ACONTECIMIENTOS SIRVIERON PARA LLENARLA DE EXPERIENCIA Y FORTALEZA! NO PERDIÓ NADA, AL CONTRARIO, GANÓ Y MUCHO; AL IGUAL QUE EL PRIVILEGIO DE PODER ENSEÑAR Y AYUDAR A OTROS CON SU TESTIMONIO Y REFLEXIÓN. UN ABRAZO Y VIVA VENEZUELA, CUBA, COLOMBIA, USA, IRÁN, IRAK, ISRAEL, PAKISTÁN, EL AFRICA, EUROPA, ASIA Y TODOS LOS PUEBLOS QUE NO TIENEN LA CULPA DE QUE POR UN GRUPO TENGAN QUE PAGAR TODOS. NO SE TRATA DE LA NACIONALIDAD, SE TRATA DE LA PERSONALIDAD Y LOS VALORES QUE TENGAS. UD. SRA. BEATRIZ DEMUESTRA SER UNA PERSONA TAN BELLA POR DENTRO QUE ASI MISMO SE LE REFLEJA POR FUERA. MUCHOS MÁS ÉXITOS A UD. Y SU HIJO!

luisa dijo...

Muy hermoso su escrito, reflejo lamentable de la realidad que vivimos, la intolerancia; contra ella, personas como Ud. son la esperanza que podemos superar nuestra situación. Por lo demás, ya la conocía como excelente actriz, pero ahora se descubro un maravilloso ser humano. De los comentarios detractores, como venezolana le expreso que téngase como una compatriota más (sin connotación política), y los apátridas que se creen pueden hablar por la mayoría que se vayan para miami

Daniela dijo...

lo unico que tengo q decirr es "Beatriz ers grandee" sin duda alguna lastima por aquellos q no confiaron en su talento y su gans de seguir adelante!! lo bueno de todo esto es ahora es nuestra es de este pais y como diria alguien x ahi una cubana orgullosamente venezolana!! se le quiere y admira

Lenys Carolina Martínez Noguera dijo...

BEATRIZ ERES LO MÁXIMOOOOO!!! ¡Qué gran ser humano eres!!!

gaby dijo...

EXCELENTE palabras no cabe duda que te admiro por haber tenido el coraje la fuerza y como tu dijiste los valores y principios que te inculcan desde niña esos nunca se pierden y es lo que ayudan a uno a mantenerse y seguir, te super admiro por tu trabajo sobre todo en las tablas :)

enma modesta dijo...

Bien Beatriz!!! Asi es la mujer digna y trabajadora en este pais. Los valores y las buenas coistumbres hacen al ser humano digno de respeto y admiracion.Me gusta mucho tu trabajo en TV continua cosechando triunfos...Saludos. Enma

Marisabel Peña de Crespo dijo...

Sigue adelante Beatriz, entiendo que hacer una vida y un hogar lejos de la tierra que nos vió nacer es muy duro... y, en el transcurrir de ese tiempo en que nos vamos relacionando, encontramos Ángeles de carne y hueso, por ejemplo Elba Escobar y su hijo, no lo dudo por el carisma que ella siempre transmite; y otros tantos Ángeles más que salen en tu trayecto. También personas que por cultura, malas experiencias o no tener nada bueno qué hacer, solo juzgan, increpan, critican para destruir, minimizar y proyectar en tí sus propias miserias. Es dura la experiencia, pero son más los ángeles en tu diario caminar. Vzla, un país ciertamente muy lastimado y polarizado, siempre a la defensiva, situaciones que ciertamente debemos corregir y cambiar. Tengo muy buen concepto de muchos ciudadanos que han dedicado su vida, su talento al arte dramático, así como a otras disciplinas. Siempre creo que existirán los perversos, mal intencionados, los que juzgan al prójimo pero ni por casualidad se dan una miradita interior para revisarse y promover cambios favorables en si mismo y el entorno. En fin... adelante Beatriz, adelante... reflejas a la mujer íntegra, luchadora, decente, amiga y actriz de alma, por ello eres bendecida. Esperaré la segunda parte de tu escrito y lamento como ciudadana que hayas pasado adversas circunstancias en nuestro país, tu país.

Yelitza dijo...

Realmente no es solo admirable la manera que tienes de realizar tu trabajo; en estos momentos veo que te admiro más por la persona que eres y cada día te ganas otra porción de respeto!
Este país que en algún momento fue hostil contigo, hoy en día te quiere, te aplaude y te aclama y los que te insultan y vejan son solo una pequeña porción que tienen envidia o no son capaces de reconocer el ser humano que hay en tí.
Beatriz, Te Quiero Mucho y te Admiro aún más!

Anónimo dijo...

Pues la verdad siempre me ha gustado como trabaja Beatriz Valdés y si no es por mi esposo que es cubano nunca me entero que es Cubana pues aunque tiene su tubao nunca le preste atención a ese detalle que es cubana, ahora bien es una pena que ella haya tenido que pasar por todo lo que paso al llegar a Venezuela, cuando uno sale de un país es por algo, y llega a otro con sueños y esperanzas de superación en fin sean las rezones que sean no hay derecho a tratar a una persona con tanta discriminación como lo han hecho con ella ni obligarla a decir cosas en contra de su país si ella así no lo siente, uno puede adaptarse a un país pero no a decir cosas que uno no desea por las razones que sean, eso es parte de su derecho como ser humana, yo no soy muy afecta a este gobierno pero no por eso voy a denigrar a nadie ni a los cubanos pues mi esposo lo es y aunque no estuviera casada con uno tampoco lo haría pues me parece eso una falta de respeto y seria una persona que no tiene sangre en las venas, uno debe respetar a su semejante como así respetar su opinión para eso debe existir la libertad de expresión, cosa que en este país se está perdiendo, ya que solo se puede pensar de una sola forma, y el que no lo tachas de escuálido y hasta el punto de decir que si no te gusta que te largues de Venezuela, eso también lo podríamos decir de los que apoyan a este gobierno, pero en mi forma de pensar eso es una falta de respeto pues todos los que nacimos aquí en Venezuela y los que han adoptado esta como su patria son también venezolanos duélale a quien le duela y pésele a quien le pese. Beatriz no importa cuál sea tu ideología o tu forma de pensar, tu eres también parte de Venezuela, y eres tremenda actriz, te admiro y respeto, ojala que el se acabe esto de la denigración por no pensar igual o por no ser lo que otros quieres que sean. Tu eres grande una gran actriz y nunca permitas que nadie te desanime ni a ti ni a tu hijo. Mucha suerte y que sigas cosechando éxitos. Besos y que Dios te bendiga a ti y familia.

Anónimo dijo...

Muy bien Beatriz , le quedaste grande a esos comentarios mal sano, que muchas veces destruyen en esos programas mediocre , eres una profesional de altura. Pa lante y me siento orgullosa de usted,al leer su comunicado.

Anónimo dijo...

BEATRIZ VALDEZ DE VERDAD QUE ERES EJEMPLO DIGNA DE RESPETO CM MUJER NO IMPORTA SI ERES CUBANA, VZLANA, O DE OTRO PAIS LO Q VALE ES Q TIENES DIGNIDAD Y RESPETO, LO Q LAMENTABLEMENTE LE FALTO A ESA SRA Q AQUEL ENTONCES TE CERRO LAS PUERTAS Y NO SOLO A ELLOS A LA MAYORIA DE LOS VNZLANOS Y TODO AQUEL Q JUZGA CM SI ELLOS FUERAN DIOS... ME QUEDA DECIRTE Q FELICIDADES POR TODO LO Q HAS LOGRADO... Y CIERRA TUS OIDOS A ESOS COMENTARIOS MAL SANOS NO VALEN LA PENA Q DESPERDICIES TUS ENERGIAS EN PERSONAS Q NO TIENEN RESPETO POR SI MISMA... DTB....

Anónimo dijo...

ESA SEÑORA QUE LE CERRO DE SEGURO NO ERA VENEZOLANA LOS VENEZOLANOS NO SOMOS ASI,LE DAMOS LA MANO A CUALQUIERA Y DESPUES NOS LA MUERDEN ASI COMO LO ESTA HACIENDO USTED,NO SE HAGA LA VICTIMA,DICE QUE NO TRAICIONARIA A SU PAIS Y QUE LE HA DADO ESE PAIS PORQUE NO ESTA BRILLANDO ALLA,PERO SI HABLA MAL DE LOS CISNEROS(VENEVISION)QUE ES LA QUE LE DIO DE COMER POR MUCHO TIEMPO.EN CUANTO A DE ENAMORARSE DE UN VENEZOLANO SERA QUE VIO LA MEJOR MANERA DE ATERRIZAR AQUI,PARA DARSE AIRES DE DIVAS,POR ALLI COMENTAN QUE USTED TRATO MAL A LA GENTE DE LA PERFECTA O LA IMPERFECAT(NOVELA)DE QUE RESPETO HABLA USTED,Y SI NO LE GUSTA VAYASE PARA SU CUBA CON SU TI RAMIRO VALDES,SI ES TANN ESTRELLOTA PORQUE NO SE VA A HOLLYWWOD O MEXICO ALLI QUE SI TIENE QUE PASAR TRABAJO.NO USTED SE VINO A VNEZUELA,LA MATA Y CUNA DELOS PENDEJOS QUE NO SOLO RECIBIMOS A TODO EL MUNDO,SINO QUE NOS DEJAMOS DESPLAZAR,POR GENTE QUE NI SABE EL OFICIO COMO SUS PAISANOS LOS TALES MEDIOS CUBANOS,,,,NO SEA TAN RIDICULA..VAYASE CON SU TEATRO PARA SU CUBA Y PRESENTELO A FIDEL...ALLA LA ESTA ESPERANDO,DE QUE PAIS HABLA USTED DE SU PAIS,,UHHHCUBA ASI ENTIENDO.

Anónimo dijo...

uhh donde esta la aprte II y III seguro que es muy interesante jjajaja

Anónimo dijo...

uy essta pagian como que la esta pagando la valdez no seme da la impresion por tantos comentarios a su favor,bueno esos cubanos son asi,no ven al fidel 50 alños en elpoder y el es la victima..jjajja que molleja como dice mi primo rafucho el maracucho...

RUDI BARDOT dijo...

ANOCHE PUDE VERTE EN CALA ME PARECES UNA PERSONA ESTUPENDA Y AUNQUE NO HE VISTO TU TRABAJO EN TELENOVELAS SI HE VISTO LAS PELICULAS LA BELLA DE LA ALAMBRA Y MAUELA SANZ , SI DONDE QUIERA EXISTE EL ODIO Y LA INTOLERANCIA AVECES LOS VENEZOLANOS CULPAN ALOS CUANOS POR SU DESGRACIA PERO HA SIDO SU BRUTALIDAD PUES EN UN PRINCIPIO NUNCA DEBIERON VOTAR POR UN GOLPISTA