junio 01, 2008

CUANDO EL TALENTO ELEVA AL ANTAGONISTA


Este post será relativamente corto. Estoy terminando el "semestre en tres semanas" que aquí se llama Maymester y preparando viaje de investigación a Caracas, así que ando cortísima de tiempo. Por lo tanto, este post está destinado a sufrir de superficialidad.

Hay actores que a veces se crecen tanto en su rol, que aunque ocupen oficialmente el lugar de antagonistas en el libreto, el público comienza a sentir la extraña sensación de querer que ese o esa antagonista termine feliz y hasta se quede con la o el antagonista. En otras palabras, logran romper el código central de la telenovela que es el deseo de que los protagonistas queden juntos al final. Me refiero a casos en los que los actores van más allá de los matices que un libreto pueda tener. Aquí les dejo dos casos actuales en la televisión venezolana en los cuales ambos actores, a punta de talento, "arriman la brasa para su lado". 

Nohely Arteaga como Imperio Laya en Toda una Dama

Esta telenovela es un remake de Señora de José Ignacio Cabrujas. Sin duda que Imperio es un personaje muy bien conceptualizado y escrito. Pero es innegable que Nohely Arteaga lo ha elevado de tal manera que hay miembros del público que, a pesar de todo lo que ha hecho Imperio,  la prefieren a ella que a la protagonista, su propia hija en la novela, Valeria (Cristina Dieckmann). En este caso, la actriz logra que el público justifique las acciones del personaje (Ver 3:31 y 7:09 en el video)




Iván Tamayo como Bayardo Santa Cruz en Torrente

En este caso el actor se levanta por encima de un libreto extremadamente predecible, lento y truculento, que no se caracteriza precisamente por el buen diseño de sus personajes, para construir un antagonista que sobresale en el elenco porque brilla por creíble en todas sus facetas y por la química que establece con la protagonista, Ana Julia (Maritza Bustamante) (principio del video y 5:03). 


7 comentarios:

GMANfull dijo...

Es que Nohely Arteaga es tremenda actriz recuerdo cunado protagonizo las dos dianas una teleovela con un texto fuertisimo y ella lo hizo maravillosamente. Hace rato que no me apsaba por aqui como siempre un gusto, suerte en el viaje.

Tania dijo...

a mi me encantan los villanos siempre son los mejores actores y los mejores personajes de las telenovelas
si el villano es "bueno" la telenovela es buena si el villano es malo entoces la telenovela no sirve

Tania dijo...

doctora le tengo un chisme que esta en todos las paginas de internet y pogramas de chismes


Edith Gonzales la nueva Doña Bárbara
usted que opina?

Dr. Carolina Acosta-Alzuru dijo...

Hola Gmanful, es bueno tenerte por aquí. Creo, como tú, que Nohely Arteaga es una excelente actriz. Las Dos Dianas marcaron una hito en su carrera.

Tania, es interesante lo que dices porque todo el "cartel" se le da a los protagonistas, pero si los antagonistas no funcionan, no funciona entonces el triángulo y la novela se cae. En cuanto a Edith González como Doña Bárbara...qué te puedo decir? Ella NO tiene el tipo físico de la Doña Bárbara que escribió Rómulo Gallegos...esta escogencia, de ser cierta, introduciría un deformación en el cuento. Y, ojo, dicha deformación no tiene nada que ver con el talento de Edith González. Simplemente, Doña Bárbara era otra mujer.

RG dijo...

Tania, yo creo que Yadhira Carrillo se lleva por encima a Edith G. y seria una estupenda "Dona Barbara". Ve su actuacion en Palabras de Mujer, o en "Mi Pecado es Amarte"...

Los villanos pueden lucirse mas porque su papel es real... A los buenos o protagonicos muchas veces se les encasilla en "angelitos increibles e irreales"...

Tania dijo...

muy buenos puntos de vista voy a publicar algo sobre Dona Barbara en los proximos dias ahora estoy mas ocupada con el final de unos telenovelas de Telemundo y el comienso de sin tetas le pido permiso para citarla doctora.

Que tipo de mujer es la dona barbara de romulo gallegos? Voy a conseguir el libro pero me pude explicar mas su punto de vista es muy interesante.

Dr. Carolina Acosta-Alzuru dijo...

Tania, físicamente Doña Bárbara es una mestiza:
"De allá vino la guaricha. Fruto engendrado por la violencia del blanco aventurero en la sombría
sensualidad de la india, su origen se perdía en el dramático misterio de las tierras vírgenes”. Es también una mujer que lo perdió todo, desde su gran amor hasta la integridad de su cuerpo, cuando era muy joven y por eso se ha vuelto una mujer dura, vengativa y castradora. Es, como dice el libro, "la devoradora de hombres", "la cacica del Arauca". La que gobierna la hacienda "El Miedo" y que se ha ido apoderando de todas las haciendas cercanas.