marzo 11, 2008

CARAMELO E CHOCOLATE


Mi estadía en Caracas coincide con el estreno de la primera telenovela de producción independiente venezolana transmitida por TVES, el canal que el gobierno colocó en lugar de RCTV. Caramelo e Chocolate es escrita por Carlos Pérez, cuyo trabajo anterior hemos visto por RCTV y Venevisión. Pérez es un escritor que maneja el humor, lo coloquial y el lenguaje de los sectores menos privilegiados de la sociedad venezolana. En Caramelo e Chocolate la tesis es el tema del racismo en Venezuela. Este es un tópico difícil de incluir con éxito en telenovelas. Ya RCTV lo había intentado con Negra Consentida, una novela que tuvo múltiples fallas de elenco y libreto.

En Venezuela el racismo y el clasismo están entrelazados de tal manera que a veces no son discernibles o separables. Ambos se evidencian de manera sutil en el día a día: en las conversaciones, en muchos de los chistes, y en las expresiones de desdén hacia las personas que son consideradas de menos valía por el tono de su piel o su orígen étnico ("negro", "indio", "pelo malo", "tierruo", "pata en el suelo". El racismo en Venezuela también se esconde en la permanente comparación con el racismo de los Estados Unidos, cuyas virulentas manifestaciones—diferentes a las del racismo venezolano—están presentes en los noticieros, películas y programas de televisión producidos en ese país y que le dan la vuelta al mundo.

Por todas estas razones me interesé en ver el estreno de Caramelo E Chocolate, que venía precedido de una prensa muy positiva. Sin embargo, debo reconocer que en ese primer capítulo no fue mucho lo que pude apreciar de la tesis de la telenovela. Apenas un atisbo en la secuencia incial del niño de piel morena que moja sus manos en un pequeño charco de agua. Encontré mucho más sobre lo esotérico, que sobre el tema del racismo. La novela es de escenas cortas, transiciones desarrolladas al mínimo y una dirección algo intermitente. Por lo tanto, uno la siente con un ritmo que es, quizás, demasiado trepidante y no nos permite "sentir", algo esencial en el espectáculo del sentimiento.

Hay que darle, por supuesto, más tiempo a la historia para que se desarrolle, al elenco para que demuestre (no hubo ninguna actuación que me llamara particularmente la atención en el primer capítulo y hubo algunas que me parecieron francamente deficientes) y para que la producción se ajuste, ya que al menos donde yo la estaba viendo el producto traía un ruido perenne que aunado con el uso de la música a manera de fondo permanente y no de forma incidental, contribuyeron a que la telenovela me pareciera en exceso ruidosa.

Para terminar, debo mencionar que luego de ver el capítulo releí la prensa que Caramelo e Chocolate había recibido (por ejemplo, El Mundo) y me sorprendí al leer cosas en la prensa que yo no ví en el capítulo de anoche (como muestra hacer click en las fotos que encabezan este post). Me queda la duda de si esos reportajes de prensa fueron escritos a base de un press kit y si realmente habrán pasado en la presentación a la prensa el capítulo tal como lo vimos anoche en nuestras pantallas.

13 comentarios:

Tania dijo...

de las telenovelas que han tratado el racismo de las que he visto ultimamente pues la version de tv azteca de cafe con aroma de mujer cuando seas mia (no me gusto el tratamiento que le dieron al tema en Destilando amor) no le dieron el lugar que se merecia



y claro un clasico
La nueva version de la esclava Isaura no por ser una telenovel;a adaptada de una novela y de tanto tiempo atras lo pono a pensar a uno.

Jesús Maury dijo...

Hola profe, vi este primer cap. Y no puedo dar la opinion a nivel técnico porque no se veia muy bien la señal, en cuanto a actuaciones las hay buenas, regulraes y malas. En cuanto a la historia como tal, me gusta, me resulta divertida e ironica, exagerada... creo que toda mujer actual adira un cabello liso, abundante y brilloso. Y ellos lo llevan al extremo. También encontré exagerado algunos estereotipos sociales, y desmuestra (o no sé si es sugestión) que la ideologia Chavista está muy subliminal, pues realza lo que ha dicho siempre, que el negro no es tomado en cuenta, que la mujer venezolana es india y negra, de la exclusion, etc.. me parece que muchas veces son autocomplejos lo que hace que el individuo se retraiga a ser partícipe de un entorno social.

De no tener cable, seguro la hubiese continuando viendo.

Otro cosilla, si está al tanto, Carlos Perez fue dialoguista de Padrón, por un comentario en el foro, asocié dos personajes, uno creado por Padron, (Tito Camacho en Amores de Fin de Siglo) y otro por Carlos Perez (el q hizo Carlos Olivier en los querenodnes) y que en Caramelo e chocolate resurge en el hermano de la prota.

Gracias y disculpe lo largo. (y los errores ort)

Jesús Maury dijo...

lo de carlos perez es una pregunta, no una afirmacion, me comi el signo (?)

¿Carlos Perez fue dialoguista de Padron?

Dr. Carolina Acosta-Alzuru dijo...

Tania, la dificultad de tratar el racismo en la telenovela (y en cualquier otro texto) radica en la dificultad que tiene la formación social en asumir la presencia del racismo dentro de sí. Por eso vemos el tema pocas veces como tesis y es más común en las telenovelas de época, como queriendo decir que eso era "en otra época".

Jesús, Carlos Pérez fue dialoguista de Padrón en Gardenia y en Amores de Fin de Siglo. Desde el punto de vista de producción, Caramelo e Chocolate me demuestra, una vez más, que hacer telenovelas no es fácil, ya que tiene una producción bastante deficiente: desde el vestuario de los personajes, hasta los ambientes (el hecho de que sea en exteriores no es un plus en este caso, sino la consecuencia de la carencia de no tener estudios, eso hace a la novela muy ruidosa, porque no hicieron un buen trabajo de post-producción). En cuanto a la escritura, sentí que fallaba en diagramación: no están bien las transiciones, ni el cierre de cada negro. El tema me sigue pareciendo interesantísimo, pero el tratamiento del mismo--hasta ahora--no me gusta.

Gracias a ambos por dejar sus comentarios.

Jesús Maury dijo...

profe no lo sabia!! no sabia que carlos habia trabajado con padron...

es decir, que no es casual el parecido entre Tito Camacho/carlos olivier en los querendones y ahora el mal hablado hermano de la prota.

Son muy similares.

Notebooks dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
dRAGOONS! dijo...

Yo vi la premier y he visto algunas cosas de los dias siguientes, la pluma de carlos perez se respeta, hay personajes muy de su estilo... y la trama en si pretende ser divertida.. pero los errores de produccion y las malas actuaciones desaniman bastante a el espectador.. tambien la situacion en la cual se encuentra el canal donde se transmite no la ayuda para nada..

Anónimo dijo...

excelente telenovela, buenas criticas hacia la sociedad que muchas veces ignoramos, y por favor sean mas analitico y no vean la politica en todos lados.
Oportunidades a nuevos talentos, y trabajan en exteriores un buen reto para una televisora que apenas esta comenzando.

Dr. Carolina Acosta-Alzuru dijo...

Hola Anónimo,

Uno de los aspectos más interesantes de las telenovelas es que rara vez convocan la unanimidad. Todo el mundo tiene su opinión al respecto de estos seriados. Personalmente, me gusta mucho la tesis de Caramelo E Chocolate, pero siento que la producción es sumamente deficiente y que, irónicamente, para hacer su crítica al tema del racismo, la telenovela acude al cliché y al estereotipo.

En cuanto a la oportunidad que le da a nuevos talentos, eso es positivo siempre y cuando no se caiga en el mismo error que vemos en el resto de la industria: no darle prioridad al talento y al oficio.

Gracias por dejar tu comentario.

Anónimo dijo...

hola queridos amigos , como toda novela tiene sus fallas, y es cierto a nivel de produccion tiene graves problemas , pero debemos buscarle el lado positivo , y es la oportunidad que se le da a nuevos jovenes talentosos como lo es el caso de JORGE SEGURA (DENVER MORAO) MAURICIO MALDONADO (JULIAN ANTONIO) DOUGLAS GUERRERO (OSWALDO) SON JOVENES QUE HAN LUCHADO POR GANARSE UN PUESTO EN LA PANTALLA CHICA Y ESTA ES UNA GRAN OPORTUNIDAD PARA QUE DIRECTORES Y PRODUCTORES FIJEN SUS MIRADAS EN ESTOS NUEVOS TALENTOS Y SE ME ESCAPAN OTROS,A LO MEJOR UDS SE PREGUNTARAN QUIENES SON ESTOS CHICOS , BUSQUEN EN GEOOGLE METAN SUS NOMBRES Y ALLI APRECERAN ALGUNOS TRABAJOAS A NIVEL DE TRABAJO DRAMATICOS OBRAS TELENOVELAS Y HASTA MUSICA , LO DIGO CON PROPIEDAD PORQUE CADA QUE VEZ QUE VEO UNA NOVELA ME TRATO DE FIJAR EN EL NUEVO TALENTO Y AVERIUGAR SOBRE SUS PASOS

Dr. Carolina Acosta-Alzuru dijo...

Hola Anónimo, estoy totalmente de acuerdo en darle chance a los nuevos valores. Me gusta cuando la televisión se decide mirar hacia el teatro y el cine buscando talento y oficio en los actores y actrices. Lo que me preocupa es lo poco vista que es esa vitrina que les ha dado este chance y el hecho de que la baja calidad técnica de la telenovela no retenga a aquellos que se asomen a mirarla. También me preocupa que en un país tan polarizado estos actores queden "marcados", ya que ambos bandos señalan y marcan en total detrimento del desarrollo artístico y actoral. Es una verdadera lástima que estemos en ese punto.

Elio dijo...

Hola doctora, para los que le gusta la política algunos de los actores que trabajan en caramelo eran de RCTV fueron botados de sus puestos por ser chavistas y ahora estan en Tves Juan Carlos Pazcualoto, Brenda Hanst y algunos otros hasta el chamo que salía en el mensaje navideño de RCTV con don Tomas Henriquez el que decia "abuelo no me lo dejaron volar" refiriendose al papagallo con la bandera de Venezuela dibujada y muchos otros la hermana de la negra trabajo en las series archivo criminal y tambien el la sayona a y la mama de la negra trabajo en entre tu y yo con Rene y Reny y tambien otro actor que era chofer y mayor domo en el desprecio de ahora no como el de hace años que ese si era el desprecio con Flor Nuñez en plan estelar

Dr. Carolina Acosta-Alzuru dijo...

Elio, gracias por dejar tu comentario. Como en Venezuela la polarización política colorea todo, en este post me concentré en analizar la novela y no las circunstancias en las que llegaron a ella su escritor y miembros del elenco.

Yo creo que es importante separar el principio de la libertad de expresión, el cual fue abusado al cerrar a RCTV de la TV abierta de Venezuela, del comportamiento empresarial de los canales de televisión que siempre ha sido durísimo con sus empleados y muchas veces injusto y desagradecido. En la TV lo que vale es el negocio. Y es un negocio desalmado. Y de eso no se escapan ninguno de los canales de televisión.

Para mí lo importante no es la posición política de un actor o escritor(a), sino su talento.

De nuevo, gracias por tu comentario.