Mi clase de telenovelas sigue viviendo momentos especiales. Esta semana también tuvimos vía telefónica al escritor Leonardo Padrón, autor de las telenovelas:

Ciudad Bendita (2006-2007)
Cosita Rica (2003-2004)
Amantes de Luna Llena (2000-2001)
El País de las Mujeres (1998-1999)
Contra Viento y Marea (1997)
Aguamarina (1997)
Amores de Fin de Siglo (1995)
Gardenia (1990).

Es importante subrayar que la obra de Leonardo Padrón abarca el ámbito de la poesía:

El Amor Tóxico (2005)
Boulevard (2002)
Tatuaje (2000)
Balada (1993)
La Orilla Encendida (1983)

Y los siguientes guiones de cine:

Miranda (2006), dirigida por Diego Rísquez
Manuela Saenz (2000), dirigida por Diego Rísquez
La Primera Vez (1997), dirigida por Luis Alberto Lamata

También ha incursionado en radio con Los Imposibles. Programa organizado por temporadas, en cada una de las cuales entrevista a 20 personajes "imposibles de ignorar":



Debo mencionar también que Los Imposibles 1 y Los Imposibles 2 se han convertido en éxitos editoriales.

Este renombrado escritor tuvo una conversación muy interesante con mis alumnos en la cual se tocaron temas importantes. Entre ellos (por falta de tiempo para escribir el post no incluiré todos los temas tratados):
  1. Su exploración de lo femenino a través de personajes que rompen el estereotipo de la mujer sumisa y sufrida que espera o necesita un Príncipe Azul que las rescate de su desolación amorosa, pobreza, o vida sin sentido. Le gusta mostrar mujeres guerreras, con voluntad propia y que sí tienen agencia sobre su destino. (Por ejemplo, Miranda en El País de las Mujeres).
  2. La manera como construyó el personaje que es una metáfora del Presidente Hugo Chávez: Olegario (Cosita Rica). Su intención de que el personaje incitara a la reflexión y la manera como el público leyó a este villano del cuento como el personaje más carismático de toda la telenovela.
  3. Las razones para escoger a Roque Valero como protagonista masculino de Ciudad Bendita y el riesgo calculado de tener un protagonista que rompía con el cliché del galán tradicional y una historia de amor que también transgredía los códigos establecidos.
  4. Su lectura de cómo el mercado hispano de los Estados Unidos está cambiando el género de la telenovela. Su preocupación de que ese público acostumbrado a historias tradicionales rosa determine la manera de hacer telenovelas en países como Colombia y Venezuela. (Preocupación que yo comparto, tal y como he escrito recientemente en este blog: 1 y 2).


Al final, Leonardo Padrón felicitó a mis alumnos por el nivel de las preguntas que le plantearon. Y mis estudiantes y yo le agradecimos al escritor su honestidad al responder y su presencia en nuestro salón de clase. Realmente nuestro curso estaría irremediablemente incompleto sin el intercambio que vivimos con este reconocido autor.

8 comments:

Jesús Maury dijo...

Para mi Leonardo es uno de los mejores escritores Venezolanos. que despierta una dualidad entre los amantes de las telenovelas. Unos lo consideran un esritor de personajes y de localismos (lo cual en cierto modo seria grandioso y no criticable, que bueno que en suiza aprendieran la palabra "chevere" como quizas dicen "padrisimo") y otros lo consideran un maestro.
Cada una de sus historias la he visto en mayor o menor grado, y aunque esas de menor grado no las he seguido reconozco lo hermosa, poetica, aleccionadora y realista que fueron, como ciudad Bendita.
Para mi su mejor historia fue El pais de las mujeres. Y es porque precisamente Miranda, Catalina, Almendra, Pamela, Arcadia... son mujeres que rompieron el molde. Pero admito que Cosita Rica fue un fenómeno.
Me gustó bastante este post. Pues ya sabes de mi admiracion por él.

Victor Escalona dijo...

Felicictaciones amiga!, creo que tienes una cátedra muy bien lograda, que espero sirva de ejemplo para muchos de tus colegas.

Saludos

Victor

fifi dijo...

Me encanta Padron, aunque una vez lei que era un escritor bragueta... pregunte que era eso.. y me dicen: "Que da grandes personajes a sus mujeres"
Quizas lo reitrativo de Ana K. Manco en sus novelas se debia a eso, o el hecho de que a Fabiola le disminuyeran el perosnaje en cosita rica (porq terminaron mientras se rodaba) o el que anastacia mazone haya tenido un personaje que opacaba a marisa.. aun asi, es uno de los mejores escrtitores de venezuela.

Dr. Carolina Acosta-Alzuru dijo...

Jesús, me alegro que hayas disfrutado el post y, por supuesto, no me sorprende.

A lo largo de los últimos años Leonardo Padrón siempre ha estado dispuesto a “venir” a mis clases por vía telefónica. (Debo mencionar que en el otoño de 2003 vino en persona gracias a una invitación que le hizo la Universidad de Georgia). Padrón ha visitado mi clase inclusive en momentos donde estaba en plena escritura de sus telenovelas. Yo se lo agradezco inmensamente porque considero que las conversaciones con las personas que hacen telenovelas son claves para entender realmente a este género televisivo.

Víctor, te agradezco tus palabras. Realmente ha sido un semestre hermoso con unos alumnos interesados y dedicados que le han dado una bella energía a mi salón de clase. Los invitados todos han sido generosos y honestos. Mañana lunes tendremos una invitada más vía telefónica.Ya les contaré en este blog.

Dr. Carolina Acosta-Alzuru dijo...

Fifi, te respondo aparte por lo delicado de lo que sugieres. Creo que lamentablamente en estos momentos no tenemos en Venezuela muchos escritores de telenovelas que tengan la visibilidad de Padrón. Por ello él es frecuentemente figura eje en los debates que rodean a nuestras telenovelas (la telenovela rosa vs. la no rosa; el éxito local vs. las ventas internacionales; los escritores de los 70s-80s vs. los actuales).

Lamentablemente, también es pasto frecuente de rumores, etc. Antes (en los años 60s, 70s e inclusive 80s) las telenovelas repetían sus parejas todo el tiempo y a nadie se le ocurrió decir que Delia Fiallo tenía algo con José Bardina, a pesar de que él protagonizó una seguidilla de las telenovelas que ella escribió. Pero hoy en día la prensa de farándula es distinta y ocupa un lugar en este negocio que es la telenovela. Y este tipo de rumores y dimes y diretes vende periódicos y revistas, lamentablemente.

Yo hice un estudio bastante exhaustivo de la telenovela Cosita Rica que está plasmado en el libro Venezuela es una Telenovela. Allí podrás ver que el público venezolano le dio su unánime aceptación al triángulo de las gemelas y Cacique y sólo una aceptación tibia a la pareja principal (Fabiola Colmenares-Rafael Novoa). Cuando se pelea por el rating como lo tuvo que hacer Cosita Rica, los escritores utilizan las claves que les da el público para esgrimir sus mejores armas y aquí la clave estaba clarita: el triángulo Cacique-Verónica-Ma. Suspiro era sinónimo de aceptación y de rating.

En cuanto a Ciudad Bendita, en estos momentos justamente estoy analizando toda la data que recogí durante la producción y recepción de esta novela. Te puedo adelantar que Kimberly y El Grillo nunca lograron opacar a los protagonistas Juan y Bendita, quienes son la pareja protagónica mejor lograda de Leonardo Padrón. Ni los opacaron ante los ojos del público, ni Marisa Román se sintió nunca opacada por ningún otro personaje de la novela. De hecho, lo que siempre prevaleció en Ciudad Bendita fue el privilegio que sentían todos los actores de trabajar en un elenco de alto calibre actoral. Todo esto te lo digo con la propiedad que me da el haber pasado muchos días en el set de grabación de ambas novelas, el tener más de 150 horas de entrevistas con Padrón y su elenco y el haber realizado consultas semanales con un panel del público que veía esta novela a lo largo y ancho del país.

Disculpa lo largo, pero la profesora que vive en mí y que tiene años estudiando siempre siente la necesidad de aclarar los puntos. En particular, siento que la prensa de entretenimiento frecuentemente deshumaniza a los que trabajan en las telenovelas y no subraya su trabajo y talento.

Te agradezco tu lectura de mi blog y que escribieras tu comentario. Eres siempe bienvenida. ¡Sigamos disfrutando de las telenovelas!

Jesús Maury dijo...

tomando algo de tu respuesta a fifi , pensé en las parejas de Padron (osea parejas protagonicas en las novelas) y viendolo bien, creo que bendita y Juan es la pareja que mas realce ha tenido durante toda la produccion y no se vio opacada por los demas personajes. Eso si es curioso en padrón, que considero que a los personajes secundarios le da un peso o el público llega a amarlos mas.
En contra viento y marea, ana karina se destaca, pero la nena y doña jose estaban cerquita para llevarse los primeros aplausos.
En el pais de las mujeres, Pamela y Almendra hicieron de las suyas ante una Mariana que quedó de 3era.
Camila, de Amantes de luna llena, opacada por Chocolate y la mujer policia.
La reconocida Paula C, detras de las gemelas.
Asi que en esta Bendita no cedió su puesto y destacó su primer crédito.

Jesús Maury dijo...

se me olvido... Anastacia (amores de fin de siglo) opacada por lejana San Miguel y Luna Camacho

Dr. Carolina Acosta-Alzuru dijo...

Este tema de como la trama protagónica es eclipsada lo tocamos en nuestra conversación con Padrón en clase y fue muy interesante escucharlo a él hablar de las dificultades de escribir historias de amor centrales que sean distintas y que no se afecten por eso que llamamos el "corset moral" de los protagonistas. Como escritor se siente más libre en las sub-tramas. A la vez, quiere que su trama protagónica funcione. Que todas sus tramas funcionen.

Después de años observando y analizando siento que hay una serie de factores que se conjugan para que el público se enganche frecuentemente más con las sub-tramas de Padrón que con sus protas:

1.- Uno de los fuertes de Padrón es su diseño de personajes y los personajes "no protagónicos" no están sujetos a los códigos del género con la misma fortaleza con la que lo están los "protagónicos". (El "corset moral" es uno de esos códigos, pero hay otros). Por lo tanto, los personajes "no protagónicos" le permiten al escritor crear con libertad, siendo muchos de ellos personajes característicos que enganchan al público con facilidad, gracias a sus peculiaridades. Si analizamos a Juan y Bendita en Ciudad Bendita, ambos eran personajes característicos y, quizàs sea esa una de las razones por las cuales su historia estuvo tan bien lograda y fue tan bien recibida. (Amén del talento actoral de Roque Valero y Marisa Román).

2.- El público cuando ve una telenovela se debate entre su necesidad de reconocer/encontrar los códigos telenovelescos y sus ansias de ser sorprendido por una historia distinta, "fresca", como se dice hoy en día. Entonces, cuando los miembros de la teleaudiencia se enfrentan a una mega-oferta de tramas, como las que presenta Padrón, cada quien se engancha con alguna(s) subtrama(s) y/o personaje(s) con relativa facilidad y y sienten muchas veces que la historia principal es "repetida" (como decían en Cosita Rica). Paradójicamente, se desorientan un poco si esa historia es innovadora (como ocurrió en los primeros 70-80 capítulos de Ciudad Bendita). Es una de las muchas paradojas que he encontrado en las telenovelas.

3.- Hay un elemento que le añade carácter de "aleatorio" a lo que suceda entre el público y la telenovela: el elenco. Al tener elencos, como los de las telenovelas de Padrón, donde prevalece el talento, realmente cualquiera se puede "robar el show", porque los personajes no sólamente van a estar bien escritos y diseñados, sino también excelentemente interpretados.

Estos son los factores que considero intervienen con mayor frecuencia en ese fenómeno que describes, Jesús.